La recibe Brenda Trujillo Sánchez, directora de estudios universitarios y carreras profesionales de KidWorks.

Aunque el centro aún no está oficialmente abierto, Brenda recibe a Cece, con su portátil en la mano, para que pueda completar sus tareas antes de ir a clase más tarde en el Santa Ana College.

Al ser la primera de su familia en ir a la universidad, Cece sabe que es un modelo a seguir para sus tres hermanos pequeños, Fabián, de undécimo curso; Santiago, de octavo, y Antonio, de primero. Los tres hermanos están matriculados en KidWorks.

El Centro Donahue es el lugar perfecto para que Cece se concentre.

“Con tres hermanos y un hogar muy ajetreado, la cosa puede ponerse fea”, dice Cece. “En el centro se está tranquilo, la tecnología funciona y no me distraen las tentaciones, como ir a la cocina a por un tentempié”.

El portátil que utiliza Cece le fue proporcionado gratuitamente, ya que su familia no podía permitirse uno, gracias a una donación de Empty Nesters Unite.

Aunque desde muy joven supo que quería graduarse en el instituto e ir a la universidad, el camino no siempre estuvo claro.

“KidWorks me dio muchos ánimos y muchos recursos para ayudarme a conseguir mi sueño de ir a la universidad. Este estímulo comenzó en cuanto empecé a asistir a los programas extraescolares en séptimo grado”, dice Cece.

Entre los programas de KidWorks que benefician a nuestros estudiantes de secundaria que van a la universidad, como Cece, se incluyen:

Cece agradece profundamente que Brenda haga un esfuerzo adicional no sólo para ayudarla con el proceso de solicitud de ingreso en la universidad, sino también por su apoyo a medida que avanza en su experiencia universitaria.

“El proceso de solicitud de ingreso en la universidad ya es bastante difícil, pero se volvió aún más estresante durante la pandemia, cuando todo se hacía por Internet y no podías levantar la mano para pedir ayuda in situ a un orientador universitario”, recuerda Cece.

“Brenda me ayudó con el proceso de solicitud y a conseguir ayuda financiera”, dice Cece. “Tiene muchos contactos y sabía exactamente dónde encontrar los recursos que necesitaba”.

Cece también está agradecida a su mentora, Meg Roberts, colaboradora de KidWorks. “Meg me anima con mensajes de texto, llamadas telefónicas y reuniones para tomar café”, dice Cece. “Ni siquiera tiene por qué ser sobre la escuela; puedo acudir a ella para que me aconseje sobre cualquier cosa que me pase en la vida”.

También da las gracias a todo el personal y los voluntarios de KidWorks, junto con su madre, Camerina, su padre, Herminio, y sus hermanos.

Cece tiene previsto especializarse en psicología y justicia penal, con la vista puesta en trabajar con jóvenes encarcelados y en escuelas de reinserción.

Inspirada por el personal y los voluntarios, Cece también se ha comprometido a retribuir.

Es tutora extraescolar de nuestros alumnos de primer curso, ayuda durante las actividades del Día de la Diversión de los viernes a nuestros alumnos más jóvenes y colabora en nuestros programas de vacaciones de verano y primavera.

Cece también ha colaborado en proyectos patrocinados por KidWorks, como la limpieza de Newport Beach. Era una de las primeras veces que iba a la playa e incluso pudo chapotear en las olas una vez terminado el proyecto.

En su tiempo libre, a Cece le gusta la repostería (una de sus favoritas son las galletas de chocolate con almendras), el voleibol y el baloncesto.

KidWorks está muy orgulloso de estudiantes como Cece, que tienen una visión clara de su trayectoria académica y profesional. Cece demuestra que, con la ayuda y el estímulo adecuados, las posibilidades son ilimitadas.

Por Glenn Leibowitz, escritor voluntario

Categories